Saltar al contenido

Parejas con diferencia de edad, ¿existen dificultades?

10 marzo, 2020

Como sabemos actualmente, a pesar de la evolución de las creencias y prejuicios, todavía existen una serie de convenciones dentro de la sociedad actual que tienden a juzgar negativamente a estas parejas, sobre todo dentro de su propia familia o grupo de amigos.

Loading...

Parece ser que si esta diferencia de edad se percibe en parejas ajenas a la persona se tolera mejor que si a uno de toca de cerca. Bien con un hijo o hija, un hermano o hermana o un amigo o amiga muy cercano.

No obstante, a pesar de estas restricciones sociales, ¿es la diferencia de edad entre miembros de una pareja un inconveniente real para su relación? Según una investigación difundida por la publicación norteamericana The Atlantic aquellas parejas con una diferencia de edad de 5 años o más tenían un 18% más de posibilidades de acabar separándose.

A pesar de estos datos, son muchos los factores que pueden influir en el correcto desarrollo, o no, de una relación de pareja, siendo la edad solamente uno de más de ellos. El contexto social, las experiencias compartidas, la educación y los valores recibidos por parte de ambos miembros jugarán un papel muy importante a la hora de reforzar un vínculo de pareja con mucha diferencia de edad.

Por lo tanto, la edad como número en si no es tan importante como el contexto en el que se han criado y han vivido cada uno de ambos miembros, qué ideología poseen o qué valores o pensamientos posean en determinadas cuestiones; y estas diferencias pueden estar presentes en todo tipo de parejas, independientemente de la edad de estos.

Finalmente, aunque la edad lleve asociada una serie de características personales que puedan suponer un factor de riesgo para la relación, una relación de pareja debe de asentarse sobre otros muchos elementos tales como la complicidad sexual, personalidades y valores complementarios y, la más importante, un proyecto de vida común.

¿Es igual en hombres que en mujeres?

Las diferencias en los prejuicios entre hombres y mujeres todavía aparecen en la mayoría de los ámbitos de la vida cotidiana, y las relaciones no iban a ser menos. Por regla general, las uniones en las que la mujer es considerablemente mayor que el hombre tienden a generar el rechazo de la sociedad. Mientras que si un hombre de edad madura forma pareja con una mujer mucho más joven es socialmente más aceptable e, incluso, un motivo de admiración hacia él.

Este hecho, también puede suponer un factor de riesgo a la hora de mantener una relación, puesto que la presión que la sociedad ejerce sobre la mujer puede hacer que esta lo piense mejor, rompa o se prive de mantener una relación afectiva y sexual con una pareja mucho más joven que ella.

error: Content is protected !!