Saltar al contenido
TOP NEWS

El ojo en el dedo, algo inusual que pasa con algunas personas

4 diciembre, 2020

Las verrugas plantares son bultos pequeños que suelen encontrarse en los talones o en los puntos del pie que soportan peso. Esta presión también puede hacer que las verrugas plantares crecen hacia dentro, debajo de una capa gruesa y dura de piel (callo).

Síntomas

Un crecimiento (lesión) pequeño, carnoso, áspero y granuloso en la parte inferior del pie, generalmente en la base de los dedos y en el antepié o en el talón
Piel dura y engrosada (callo) sobre una zona de la piel bien definida, donde la verruga ha crecido hacia adentro
Puntitos negros, comúnmente llamados semillas de verruga, pero que, en realidad, son pequeños vasos sanguíneos coagulados

Seguir leyendo
Seguir leyendo

Una lesión que interrumpe las líneas y los surcos normales de la piel del pie
Dolor y sensibilidad cuando caminas o estás de pie

Consulta al médico por una lesión en el pie en los siguientes casos:

La lesión sangra, es dolorosa o cambia de aspecto o de color
Has intentado tratar la verruga, pero persiste, se multiplica o vuelve a aparecer
El malestar afecta tus actividades
También tienes diabetes o escasa sensibilidad en los pies
Tu sistema inmunitario está debilitado debido a medicamentos inmunodepresores, VIH o SIDA, u otros trastornos del sistema inmunitario
No estás seguro de que la lesión sea una verruga

Prevención

Para disminuir el riesgo de tener verrugas plantares, haz lo siguiente:

Evita el contacto directo con las verrugas. Esto incluye tus propias verrugas. Lávate las manos con cuidado después de tocarte una verruga.
Mantén los pies limpios y secos. Cámbiate los calcetines y los zapatos todos los días.
Evita caminar descalzo alrededor de piscinas y vestuarios.
No te toques ni te rasques las verrugas.
No uses la misma lima de uña, piedra pómez o cortaúñas que usaste en la piel o las uñas sanas para las verrugas.

 


error: Content is protected !!