Saltar al contenido
TOP NEWS

Semilla de aguacate, la importancia y sus beneficios.

23 junio, 2022

El aguacate es una fruta deliciosa y nutritiva, muy beneficiosa para nuestra salud. No obstante, los científicos han demostrado que la semilla de aguacate (la cual solemos tirar) también se podría consumir, ya que contiene muchas más propiedades medicinales que la propia fruta. Además, es posible usarla tópicamente para tratar problemas de la piel y dolores musculares y articulares.

LEER MÁS

Seguir leyendo

¿Por qué la semilla del aguacate?

El aguacate es un alimento excelente, muy completo, y recomendamos su consumo habitual. Además compartimos todos los beneficios que tiene su semilla, ya que el 70% de los aminoácidos que contiene esta fruta están precisamente en la semilla. Asimismo, contiene más fibra soluble que cualquier otro alimento.

Beneficios saludables

Su efecto antioxidante puede ser beneficioso para prevenir el envejecimiento celular. Sin embargo por el momento la evidencia científica reciente muestra su eficacia en la industria alimentaria (para prevenir la oxidación de aceites y carnes).

Puede mejorar la prevención de enfermedades cardiovasculares gracias a su contenido en fibra dietética: ideal para el tratamiento de exceso de colesterol y triglicéridos y como prevención de enfermedades coronarias.

Ayuda a subir las defensas y combatir las enfermedades causadas por microbios, hongos y parásitos.
Tiene un efecto adelgazante y quemagrasa: la lógica de la naturaleza ha hecho que la semilla del aguacate contenga principios quemadores de la grasa que contiene la pulpa de la fruta. Además, contiene fibra soluble, que mejora el tránsito intestinal y nos aporta sensación de saciedad.

Es astringente, por lo que puede ser beneficioso para tratar diarreas e inflamaciones del tracto gastrointestinal.

Tiene un efecto revitalizante para casos de cansancio y agotamiento.
Usado a nivel tópico, tiene efecto calmante para dolores articulares y musculares.
Puede contribuir a prevenir el crecimiento de tumores, gracias a su contenido en flavonol.

¿Cómo la consumimos?

La semilla del aguacate tiene un sabor amargo y astringente. Para consumirla le quitaremos la capa fina de piel marrón, la rallaremos y, opcionalmente, la tostaremos a fuego bajo. Veremos que adquiere un color rojizo. Con esta ralladura podemos:

Preparar una infusión, hirviéndola durante 10 minutos y dejándola reposar otros 5, para ir tomándola a lo largo del día.
Usarla como guarnición en ensaladas, sopas, guisos, platos de arroz o pasta, etc.
Si la tostamos bastante podemos después pulverizarla con la ayuda de un molinillo de café, y conservarla así en polvo.

¿Cómo nos aplicamos la semilla de aguacate?

Para el uso tópico de las semillas procederemos de la siguiente manera:

Las machacaremos y las mezclaremos con alcohol, dejando macerar el preparado durante al menos una semana. Este alcohol se puede utilizar para realizar masajes musculares. En el caso de migrañas masajearemos suavemente las sienes y las cervicales.
Con el polvo de la semilla podemos preparar emplastos para aplicar en granos y forúnculos, favoreciendo así que se sequen con rapidez. Mezclaremos el polvo con un poquito de agua caliente, para crear una pasta, la cual meteremos entre dos capas de gasa que aplicaremos en la piel durante 5 o 10 minutos hasta que notemos que se seca. Podemos repetirlo cada día hasta notar mejoría.
Para un cabello brillante y para combatir la caspa: rallaremos la semilla pero la usaremos sin tostar. La mezclaremos con aceite de ricino y la dejaremos macerar un día. Después la friccionamos en el cuero cabelludo y cubrimos la cabeza con una toalla o film, dejando actuar una hora y lavando bien el cabello. No recomendamos este tratamiento en cabellos muy grasos.
El polvo de la semilla también lo podemos usar directamente para exfoliar y tonificar la piel.

 

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!

Copiar