Saltar al contenido
TOP NEWS

Beneficios del té de llantén para la salud

1 julio, 2022

El llantén (plantago major L.) es una planta perenne de la familia de las plantagináceas, que crece de forma espontánea en toda clase de tierras, especialmente de forma silvestre en ambientes húmedos. La encontramos en países de Europa, Norteamérica, el norte de África y Asia occidental.

LEER MÁS

Seguir leyendo

Por su riqueza nutricional, el llantén puede utilizarse como alimento y tomar como verdura, ensalada… incluso las semillas pueden añadirse para espesar sopas o cremas. También es utilizado como forraje formando parte de los pastos de animales y como planta medicinal, como veremos a continuación.

Cuál es su acción terapéutica

Propiedad de promover la expulsión de las secreciones bronquiales acumuladas por su acción broncodilatadora. Es un remedio muy adecuado para afecciones del aparato respiratorio en general.

Las hojas de llantén tienen propiedades astringentes adecuadas para detener la diarrea. También es adecuada para la gastritis o afecciones intestinales inflamatorias por su contenido en mucilagos y principios antiinflamatorios y demulcentes. En el caso del estreñimiento está más indicado el consumo del extracto de las semillas que el de sus hojas, puesto que la cantidad de mucílagos es mayor y más efectiva.

La acubina de nuevo parece tener un efecto protector del hígado que ayudaría a regenerar dicho órgano.

Emoliente y cicatrizante. Tiene la capacidad de suavizar, ablandar y aumentar el grado de humedad de la piel y mucosas en afecciones cutáneas como heridas, hemorragias o cicatrices de forma tópica. También por sus propiedades astringentes, antisépticas y antibacteriana es adecuado para desinflamar y desinfectar heridas, llagas, ampollas, raspones, acné y dermatitis. Para dichos usos son válidas tanto las hojas como las semillas.

Infusión de llantén

Se utilizarán 24 gramos de hojas secas por taza de té (taza pequeña).
Poner a hervir agua y cuando llegue al punto de ebullición añadir las hojas secas o frescas. Dejarlas hervir entre 5-10 minutos, colar y dejar enfriar para poder tomarla.
Se aconseja tomar tres tazas al día durante una o dos semanas en función a la evolución.

Jarabe de llantén

Es un remedio tradicional para las afecciones respiratorias. Si bien en el mercado existen muchos preparados en formato jarabe, también se puede preparar de forma casera de la siguiente manera: machacar las hojas frescas con un poco de agua y dejar reposar unas dos horas. Los mucílagos al ser solubles en agua migrarán a ella. Filtrar el líquido y mezclar a partes iguales con azúcar panela o bien miel artesanal, poner al baño maría para ayudar a fusionar la mezcla. Tomar una cucharada sopera tres veces al día.

Otras aplicaciones

Encías sangrantes: masticar una hoja fresca durante unos minutos sin tragar ayuda a desinflamar y desinfectar la zona.
Picadura de insectos: el jugo de la planta fresca ayuda a disminuir la hinchazón de picaduras de abejas, avispas, mosquitos, pulgas y otros.
Ojos: con el líquido resultante de la decocción de llantén realizar baños oculares para aliviar los ojos cansados, enrojecidos o bien inflamados por alguna infección.

 

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!