Saltar al contenido
TOP NEWS

¿Cómo Controlar la Ansiedad Por Comer? Algunos Trucos y Consejos.-

31 julio, 2022

¿Cómo controlar la ansiedad por comer? Algunos trucos y consejos

¿Te resulta complicado. Es hora Dejar de escuchar a tu estómago y te preguntes ¿Qué emoción hay detrás de la comida?

Cuando de pronto nos entra una ansiedad desmedida por comer, detrás de la ansiedad se pueden esconder una serie de causas que creemos que se escapan de nuestro control. Pero en realidad se trata de emociones que debemos aprender a evaluar de forma objetiva y que se deben a causas que nos provocan estrés y angustia.

LEER MÁS

Seguir leyendo

vimos en cómo reducir el apetito de forma natural unos trucos para no sucumbir al hambre. Ahora tratar los ataques de ansiedad.

Ansiedad: síntomas

síntomas de la ansiedad pueden ser muchos, y algunos de ellos fáciles de reconocer: mareos, sudor en las palmas de las manos, ataques de calor y otros muchos síntomas que delatan claramente que estamos sufriendo un ataque de ansiedad.

¿Cuándo sentimos ansiedad?, con preocupaciones de algún tipo, con miedos sobre el futuro o respecto algo, el cerebro busca respuestas para mitigar o reducir esas emociones que en realidad son emociones provocadas por la inseguridad.

¿Cómo calmar la ansiedad por comer?

Si sentimos que sentimos unas ganas locas por comer que no tiene límites, debemos saber que estas ganas obedecen a una serie de emociones que sí podemos controlar, y que controlar esa ansiedad no es dejar de alimentarnos

Muchos casos de trastornos alimenticios provienen de carencias afecto, y la comida se utiliza como un mecanismo de autodefensa. Ocurre lo mismo con personas que tienen una baja autoestima, o muchas inseguridades. Por el contrario, cuanto más aumenta la autoestima y la confianza, nos sentimos más seguros y satisfechos, y con más control sobre nuestra vida, con lo cual mejora nuestro autocontrol y somos capaces de frenar determinados impulsos, como el de comer sin medida.

Cuando tenemos ataques de hambre, no estamos pensando en alimentos sanos, sino en alimentos con muchas calorías, de ahí la impulsividad por comer dulce, algo muy habitual en los casos de ansiedad . El azúcar suele calmar la ansiedad pero, obviamente, comer azúcar no es sano ni recomendable.

Es recomendable conocer algunos trucos y consejos para calmar esos ataques de ansiedad por comer, teniendo en cuenta que lo que debemos hacer es trabajar con las causas de esa ansiedad, es decir, con las emociones que están haciendo comer de forma compulsiva.

¿Cómo dejar de comer por ansiedad?

Hay una serie de trucos y consejos que nos pueden ayudar a calmar la ansiedad de comer de forma compulsiva, y los más destacados, y que funcionan muy bien, son los siguientes.

• Trabajar en nuestra autoestima: más que un truco, es la verdadera razón que nos empujará a no comer compulsivamente: nuestra autoestima. Y la valoración que hacemos de cada uno es un factor muy importante en todos los aspectos de nuestra vida, y también a la hora de reducir esa ansiedad por comer.

• Tomar más agua: cuando tenemos sed, antes que acudir a otros líquidos como el café o los estimulantes, lo recomendable es tomar agua. Además es que el agua es fundamental para depurar el cuerpo y evitar la retención de líquidos, tiene efectos saciantes, y puede hacer que nos calme la ansiedad por comer. En caso de que el agua no nos apetezca, podremos optar por una infusión.

• Es recomendable añadir más fibra a nuestra dieta, además de ser muy sanos y favorecer el tránsito intestinal, harán que nos sintamos saciados y que no tengamos ganas de comer por ansiedad. Podemos consumir pan integral, cereales o más legumbres, ya que aportan fibra a nuestra dieta habitual.

• ¡Muy importante! comer sin prisas tomarnos nuestro tiempo en disfrutar de las comidas y masticando bien los alimentos. Comer despacio ayuda a reducir la ansiedad y además es una de las claves para no coger kilos de más. Comiendo despacio, no solo haremos una mejor digestión, además aumentaremos la sensación de estar plenamente saciados y no tendremos ganas de ingerir más alimentos.

• Los episodios de ansiedad también se traducen en la respiración. Cuando estamos nerviosos y estresados, tendemos a respirar muy rápido y con respiración entrecortada. En estas ocasiones, también nos puede pasar que queramos calmar la ansiedad comiendo, aunque no tengamos hambre, pero esto es muy habitual. En estos casos, es mejor que tomemos conciencia de nuestra respiración y , poco a poco, ir respirando más despacio, inspirando y expirando de forma profunda hasta que reduzcamos nuestro estado de ansiedad.

• Practicar yoga, meditación o Mindfulness son técnicas aconsejables para reducir la ansiedad. Ya explicamos los pasos para hacer una meditación correcta y conseguir relajar la mente. Si practicamos alguna de estas disciplinas de forma habitual, podremos encarar la vida con menos nerviosismo, y asi sentirnos mucho mejor a nivel físico y mental, y nuestro cuerpo nos lo agradecerá

 

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!

Advertisement
error: Content is protected !!