Saltar al contenido
TOP NEWS

La importancia de consumir ajo para tu salud

9 agosto, 2022

De sabor fuerte y olor intenso, el ajo es uno de esos alimentos que casi podría considerarse tanto un condimento como una medicina. El ajo es un ingrediente esencial en la dieta mediterránea y uno de los alimentos más saludables.

El poder curativo y preventivo del ajo

Es el mejor antiséptico, antibiótico y antimicótico natural que existe. Por ello es un excelente aliado contra las infecciones.

Es un excelente depurativo, ayuda a eliminar toxinas del organismo y contribuye a la formación y regeneración de la flora intestinal.

LEER MÁS

Seguir leyendo

Mejora la circulación de la sangre debido a su poder anticoagulante.
Baja la fiebre.

Reduce el nivel de grasas en la sangre, disminuye los niveles del colesterol «malo» (colesterol LDL) y protege el corazón y las arterias.
Refuerza las defensas del organismo.

Normaliza los niveles elevados de tensión arterial, por lo que debe estar presente en la dieta de hipertensos. Contra la aterosclerosis o la hipertensión se recomienda aumentar la dosis a tres dientes diarios. Una buena alternativa para evitar el olor a ajo, es recurrir a las cápsulas o extractos en los que se presenta comercializado.

Es muy útil en el tratamiento de infecciones estomacales.
Es expectorante, por lo que resulta muy útil en afecciones respiratorias como asma, bronquitis aguda o crónica.
Es antioxidante.

Normaliza los niveles elevados de glucosa en sangre.
Ayuda a regular la función tiroidea al ser rico en iodo, siendo especialmente útil en los casos de hipotiroidismo.

Posee importantes efectos anticancerígenos.

Ayuda a prevenir los efectos debilitantes del envejecimiento, así como cardiopatías y otros trastornos asociados a la edad avanzada. Un ajo al día aumenta la vida: Ingiriendo un diente de ajo crudo al día, aumenta la longevidad.
Por su poder virucida, es un eficaz antiverrugas.

Receta de Té de ajo

Ingredientes:

3 dientes de Ajo molido o cortado en pequeños pedazos
1 cucharada de miel
1 cucharadita de jugo de Limón
1 trozo de raíz de jengibre

Cómo preparar un té de ajo

Ponemos a hervir dos tazas de agua. Podemos usar una tetera convencional o hacerlo en el microondas.
Al agua muy caliente le añadiremos el ajo molido. Lo ideal es pelar y trocear este ingrediente al momento, no hay necesidad de usar conservas, la frescura de estos ajos es uno de los secretos del éxito de esta bebida.
Le incorporamos un trozo de la raíz de jengibre pelada y dejamos que infusionen unos minutos. No es necesario que pase mucho tiempo, con unos 5 minutos será más que suficiente.
Colamos y preparamos la infusión. Le añadiremos un trocito de limón o una cucharada de jugo de limón que combinará muy bien con el resto de los sabores.
Para endulzar este té usaremos miel, aunque podemos emplear cualquier edulcorante que nos guste. Una taza por la mañana y por la noche, alejará una gran variedad de enfermedades.

 

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!

Advertisement
error: Content is protected !!