Saltar al contenido
TOP NEWS

REDUCE LA PRESIÓN SANGUÍNEA Y LIMPIA EL HÍGADO CON REMOLACHA

19 noviembre, 2022

Las propiedades de la remolacha nos ayudan a depurar toxinas y favorecen el buen funcionamiento del colon y del hígado, ya que facilitan la eliminación de metales pesados.

Baja la presión arterial alta:
El consumo de jugo de remolacha ayuda a reducir los altos niveles de presión arterial. Esto se debe a sus nitratos de origen natural, que al llegar al organismo se convierten en óxido nítrico, el cual contribuye a la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que mejora la circulación y contribuye al control de la presión arterial.

LEER MÁS

Seguir leyendo

Mejora el rendimiento físico:
El óxido nítrico presente en la remolacha, es un compuesto que ayuda a reducir el impacto del ejercicio en el cuerpo, mejorando la resistencia a los de alta intensidad.

Combate la inflamación:
La remolacha contiene Betaína, un nutriente que proporciona un poder anti-inflamatorio que protege los órganos internos, así como mejorar los factores de riesgo vascular y previene diferentes enfermedades crónicas.

Desintoxica el cuerpo:

Esta hortaliza contiene unos pigmentos conocidos como Betalín, que apoyan el proceso de desintoxicación. Estos nutrientes y antioxidantes, son capaces de combatir la acción de los radicales libres y esenciales, para depurar órganos vitales como el hígado, los pulmones y la sangre.

Son fuente de minerales y fibra:

Tomar un jugo de remolacha al día, aporta contenido de Vitamina, Fibra y Minerales. Un vaso contiene:

Potasio: esencial para la salud de los nervios, la función muscular y un corazón sano.
Manganeso: que es fundamental para los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas.
Folfato de vitamina B: que ayuda a reducir el riesgo de defectos de nacimiento.
Tiene propiedades anticancerígenas:
Se han hecho investigaciones, que han arrojado resultados positivos en el consumo de la remolacha para la prevención del cáncer. De acuerdo con estos estudios, los responsables de este beneficio podrían ser los fitonutrientes, que son los que le dan el color rojo a las remolachas. Este extracto reduce las formaciones tumorales cuando se administra con agua potable.

PREPARACION:

Lo primero que debes hacer para elaborar este jugo, es preparar las remolachas, limpiándolas y cortándolas de forma adecuada. Empieza por quitarle las hojas que tenga y retirarle la punta de la raíz con la ayuda de un cuchillo. Seguidamente, lávalas bien para dejarlas libres de cualquier resto de suciedad y retira la piel con un cuchillo o un pelador si dispones de él. Toma en cuenta que también es posible dejar la piel de la remolacha y no quitarla, pero en este caso el jugo final tendrá un sabor más amargo. Por último, corta la remolacha en piezas alargadas y luego júntalas para cortarlas en cubitos.

Vierte todos los trozos de remolacha en el vaso de la licuadora y añade una taza de agua fría. Ahora es el turno de extraer el zumo del limón, hazlo usando un exprimidor manual o eléctrico y no olvides colar el líquido obtenido si no quieres notar restos de pulpa al beber el jugo de remolacha.

Añade el jugo de limón exprimido a la licuadora junto a la remolacha y procesa a potencia media todos los ingredientes para que se integren y queden completamente triturados. En el caso de que el jugo de remolacha haya quedado demasiado espeso, entonces añade un poco más de agua y ¡listo! Pruébalo y agrega la cantidad de azúcar o edulcorante al gusto, aunque también puedes añadir algún tipo de endulzante como la miel para que tenga un sabor más agradable.

Aunque puedes preparar el zumo de remolacha únicamente a base de esta hortaliza, también puedes añadirle a la preparación otras frutas y verduras como la manzana o la zanahoria para obtener un licuado mucho más nutritivo y vitamínico.

 

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!