Saltar al contenido
TOP NEWS

7 beneficios de las semillas de sandía

9 diciembre, 2022

Tenemos tendencia a quitar las semillas de todos los alimentos. Las semillas de sandía son grandes desconocidas, sin embargo, aportan grandes beneficios para la salud. Descubre más al respecto.

Las semillas de la mayoría de las frutas, solemos desecharlas, sin embargo, algunas de ellas pueden darnos mucho juego y ofrecer muchos beneficios si sabemos aprovechar sus propiedades y conocemos cómo utilizarlas.
¿Sabías que las semillas de sandía pueden tener una segunda vida y nos ofrecen muchas opciones culinarias? A lo largo de este artículo te vamos a descubrir algunas de ellas.

¡Te van a sobrar razones para no tirarlas!

Sabemos que la sandía es una fruta rica en agua, que tiene propiedades diuréticas y que aporta mucha fibra. Sin embargo, no solo es la fruta en sí la que tiene estas propiedades: sus semillas también. Además, aportan proteínas vegetales y son las aliadas perfectas para fortalecer el sistema inmune, entre otras cosas.
La sandía es perfecta para tomar en verano, aunque algunas de ellas pueden disfrutarse hasta principios de otoño. Puede consumirse cortada en trozos, en zumos, podemos tomar gazpacho de sandía y se puede añadir a multitud de ensaladas.

LEER MÁS

Seguir leyendo

Poder diurético

Al igual que sucede con la sandía, las semillas de esta fruta tienen propiedades diuréticas y depurativas.

Fibra
Las semillas de sandía son ricas en fibra, lo que favorece el tránsito intestinal y mejora las digestiones.

Ricas en proteínas
Otra de las características de las semillas de sandía es que son ricas en proteínas vegetales, en concreto, contienen el aminoácido denominado arginina, relacionado con la regulación de la presión arterial.

Sistema inmune
Las semillas de sandía son buenas para proteger y reforzar nuestras defensas debido a su riqueza en hierro y en cinc.

Minerales
Otra de las ventajas de las semillas de sandía es que contienen diversos minerales, entre los que cabe destacar el magnesio, que ayuda a controlar la presión sanguínea. Además, es efectivo para regular el nivel de azúcar en sangre, porque ayuda a la correcta metabolización de los hidratos de carbono.

Antioxidantes
Las semillas de sandía tienen un alto poder antioxidante. Contienen licopeno, sustancia que interviene en la neutralización de los radicales libres.

Grasas
Las semillas de sandía son ricas en grasas poliinsaturadas y ácidos grasos omega-6, por lo que son buenas para reducir el colesterol.

Cómo usar semillas de sandía a diario

Seca las semillas de sandía y tuéstalas en una sartén. Guárdalas durante muchos días en recipientes herméticos. Esta puede ser una opción de refrigerio saludable y deliciosa para aquellos que siempre tienen hambre. Te proporcionarán un impulso de nutrición y además puedes agregar estas pequeñas semillas a tus ensaladas u otras nueces para obtener ese beneficio adicional. Si no quieres comerlas como semilla, también puedes convertirlas en polvo y disfrutar del mismo sabor y beneficios.

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!</

Copiar