Saltar al contenido
TOP NEWS

Hojas de laurel (té de laurel): para qué sirven y cómo se prepara

17 diciembre, 2022

El laurel es una planta muy utilizada en la culinaria para darle sabor y aroma a los platillos, que además sirve en la medicina tradicional para ayudar en el tratamiento de problemas digestivos e infecciones, controlar la diabetes, mejorar el estrés y prevenir el desarrollo de tumores y enfermedades cardiovasculares.

La parte que normalmente se utiliza del laurel son sus hojas frescas o deshidratadas, de las cuales se extraen sustancias como taninos, flavonoides, alcaloides, linalol y eugenol, con propiedades medicinales antiinflamatorias, antioxidantes, digestivas y antireumáticas.

Las hojas de laurel pueden comprarse en prácticamente todos los mercados y en tiendas de productos naturales y su uso medicinal debe estar siempre orientado por un médico u otro profesional con experiencia con el uso de plantas medicinales.

Para qué sirve

Por sus propiedades, el laurel aporta los siguientes beneficios para la salud:

1. Actuar como antimicrobiano
Los aceites concentrados de las hojas del laurel tienen acción antimicrobiana, actuando contra algunas bacterias Gram positivas (Staphylococcus aureus, Enterococcus hirae) y Gram negativas (Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa), causantes de infecciones en la piel, el tubo digestivo y de las vías urinarias, por ejemplo. Además de eso, el extracto de las hojas del laurel tiene acción antifúngica contra las especies de hongos (Penicilium digitatum y Alternaria sp).

2. Controlar la diabetes tipo 2
En un estudio se ha demostrado que las hojas de laurel mejoran la función de la insulina, hormona que se encarga de que la glucosa ingrese a todas las células del cuerpo para aportar energía, regulando el azúcar en sangre, siendo importante para ayudar a prevenir y a controlar la diabetes.

LEER MÁS

Seguir leyendo

3. Disminuir el colesterol
Los extractos de las hojas secas del laurel tienen aceites esenciales como el cineol y polifenoles con actividad antioxidante que ayudan a regular el colesterol sanguíneo, disminuyendo el colesterol ¨malo¨o LDL y triglicéridos, aumentando el colesterol ¨bueno¨o HDL, en la sangre, siendo muy beneficioso para prevenir problemas cardiovasculares, como aterosclerosis, infarto de miocardio o derrame cerebral.

4. Aliviar problemas gastrointestinales
Las hojas del laurel, por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas, pueden ayudar a tratar diversos trastornos digestivos, como las úlceras, por ejemplo, además de promover alivio a los cólicos gástricos e intestinales. También, las hojas de laurel, al contener taninos, tienen una fuerte acción astringente, siendo útil para los casos de diarreas.

Cómo preparar el té de Laurel

El té es una óptima alternativa para aprovechar todos los beneficios de las hojas de laurel, siendo considerado una buena opción para la mala digestión, ansiedad y estrés, por ejemplo.

Ingredientes

1 hoja de laurel seca;
1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Para preparar el té, se debe colocar la hoja de laurel en el agua hirviendo y dejar reposar alrededor de 10 minutos, e inmediatamente después beberlo. Este té puede ingerirse de 3 a 4 veces por día.

Posibles efectos secundarios
Las hojas de laurel son consideradas seguras cuando se utilizan en el ámbito culinario en tés. Sin embargo, cuando se consume en cantidades mayores de las recomendadas, pueden causar somnolencia, ya que esta planta posee un efecto calmante y es capaz de desacelerar el sistema nervioso, además de causar alteraciones gastrointestinales, como diarrea o cólicos abdominales, o dolor de cabeza, por ejemplo.

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!</

Copiar