Saltar al contenido
TOP NEWS

La dieta de la avena, beneficios y preparación

16 junio, 2022

La avena tiene la reputación de ser un alimento saludable para el desayuno y para la dietas dirigidas a perder peso. Pero, a pesar de todos sus beneficios para la salud, ¿la avena es buena para adelgazar o es solo un mito? “La avena puede ser un alimento muy saludable, pero hay algunas cosas a tener en cuenta”, dicen algunos nutricionistas.

LEER MÁS

Seguir leyendo

¿Cuáles son los beneficios de comer avena?

Pues hay muchos “La avena es un grano 100 % integral rico en fibra soluble que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, reducir los niveles de colesterol y mantener los niveles de glucosa en la sangre”, dice Keri Gans, autora de The Small Change Diet.

“También contiene algo de vitamina E, que es buena para el cabello, la piel y las uñas, además de ser un factor clave en el sistema inmunológico”, dice Keatley. La fibra soluble en la avena también puede ayudarte a mantenerte saciado.

Te compartimos una dieta en la que podrás bajar cuatro kilos en cinco días si comes avena diario:

Día 1:

Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche y 4 fresas.
A media mañana: Una pieza de fruta o una taza de té.
Comida: 3 cucharadas de avena con agua o leche; ensalada mixta con jitomate, brócoli, espárrago, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco.
Merienda: Una fruta o taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche ; 2 zanahorias peladas y aderezadas con aceite de oliva. Una manzana cocinada al horno con canela y 2 cucharadas de queso fresco.

Día 2:

Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche, un plátano o manzana, una taza de café o té sin azúcar.
A media mañana: 6 fresas o una taza de caldo de verduras.
Comida: 3 cucharadas de avena con agua o leche; ensalada de tomate, brócoli, lechuga, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana asada con una cucharada de yogur.
Merienda: Una fruta o una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche, una ensalada con espárragos, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana en compota con 2 cucharadas de queso fresco y un yogur.

Día 3:

Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada, 6 fresas.
A media mañana: Una taza de café sin azúcar.
Comida: 3 cucharadas de avena con agua o leche; ensalada con tomate, lechuga y espárragos.
Merienda: Una fruta o una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche; ensalada con espinacas, aceite de oliva y una pizca de sal. Una manzana con 2 cucharadas de queso.

Día 4:

Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche desnatada; ensalada de frutas con 6 fresas y un plátano.
A media mañana: 6 fresas y una taza de caldo de verduras.
Comida: 3 cucharadas de avena en agua o leche; ensalada de verduras con judías verdes, cebolla. Una manzana y 12 avellanas.
Merienda: Una fruta y una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche; ensalada de una taza de guisantes verdes y una taza espinacas. Una manzana con 2 cucharadas de queso fresco descremado.

Día 5:

Desayuno: 3 cucharadas de avena con leche; 1 naranja, 6 fresas.
A media mañana: 6 fresas o una taza de caldo de verduras.
Comida: 3 cucharadas de avena con agua o leche; ensalada con guisantes, brócoli y lechuga. Una manzana.
Merienda: Una fruta o una taza de té.
Cena: 3 cucharadas de avena con agua o leche desnatada; ensalada con puerros, apios, lechuga, aceite de oliva y una pizca de sal. Manzana en compota con yogur.

 

¡Si te gusto comparte lo con tus amigos!

Copiar